19
Jue, Sep

¡Les toca un poco de la mala suerte!

Personas inocentes han resultado asesinadas o lesionadas, por la mala fortuna de estar acompañando al blanco al momento de un ataque directo.

Agua Dulce
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

AGUA DULCE, VER; ALFREDO SANTIAGO H .- En hechos sangrientos han resultado heridas o asesinadas, personas que estaban en el momento, lugar equivocado
Entre las líneas de las notas rojas que hablan de homicidios se ha vuelto común encontrar frases como “entre las víctimas una persona que había llegado de visita”, “fue a comprar y una bala perdida lo encontró”, “asesinan a sujeto y a un familiar”, las víctimas colaterales de la violencia que corroe cada rincón del sureste veracruzano, esas personas que solo tuvieron la mala suerte de estar en el momento, lugar y hora equivocada.

EL ACOMPAÑANTE

En enero de 2018 un menor de 13 años fue asesinado a balazos en un rancho de la colonia Díaz Ordaz. El niño, identificado como “Juan”, había salido un día antes como compañero de un adolescente de 19 años para realizar la limpieza de un terreno. El joven mayor de edad logró sobrevivir aunque recibió algunos impactos, pero el menor terminó amarrado de manos y asesinado en el paraje, presuntamente, se trató de una víctima colateral.

A finales de ese mes, sujetos armados abrieron fuego contra un negocio de micheladas en una casa en las cercanías del puente “Abulón”. Aunque el ataque iba dirigido al dueño del comercio, en la vivienda habitaban familiares que estuvieron cerca de recibir una bala perdida, pues dispararon contra las ventanas de la casa.

HERIDO EN ATAQUE DIRECTO

Para marzo de ese año, sujetos armados ingresaron al restaurante “El Triunfo”, en la carretera Coatzacoalcos–Villahermosa, y asesinaron a José L. F. N., mientras se encontraba en una reunión de trabajo junto con otras personas. En el acto, un choapense resultó herido, aunque salvó su vida.

A finales de agosto se cometió el crimen contra Marjorie Oropeza Núñez, líder de la Alianza Sindical ASTRAC-CTM, quien se encontraba rodeada de obreros en el acceso de la colonia 18 de marzo. Ella recibió múltiples impactos, mientras que las personas que se encontraban con ella sufrieron una crisis nerviosa por lo sucedido.

REUNIÓN DE AMIGOS

Para diciembre se registró uno de los hechos más impactantes de Agua Dulce en los últimos años, pues se cometió un multihomicidio que tuvo como saldo 4 personas muertas y 1 herida. Los hechos tuvieron lugar en la colonia El Muelle, junto a un puesto de hot-dogs cuyo propietario se encontraba con otras personas conviviendo en la acera.

Una de las víctimas era tío otro de los hombres que se encontraban en el lugar y había llegado a Agua Dulce por las vacaciones decembrinas, por lo que se refirió a él como una víctima que tuvo la mala suerte de estar en el momento equivocado.

HERIDOS DE BALA

Ya en el 2019, en enero, se cometió el asesinato de Lorena González León y su esposo Víctor Manuel Pérez Muzo, una pareja de líderes sindicales que vivía en la colonia Cuatro Caminos. El crimen ocurrió en la intimidad del hogar, pero además de este doble homicidio, un menor de edad, hijo de los esposos, resultó herido de bala en el acto.

Apenas en los primeros días de junio del año en curso, en la colonia El Muelle, un hombre armado disparó contra una taxista que salía de unas oficinas sindicales, pero una bala perdida lesionó a una mujer que se encontraba en las inmediaciones, esposa de otro taxista.

VÍCTIMA COLATERAL

Finalmente, los hechos más recientes ocurrieron apenas el 9 de junio, en la colonia Kilómetro Dos, en donde un par de sujetos ingresó a una vivienda para disparar contra un adolescente, lesionando de bala al padre y la madre del menor. Mientras que la mujer fue herida en una pierna, el padre de familia recibió un disparo en la cabeza y falleció esa misma tarde.

De esta forma el número de víctimas mortales en Agua Dulce también ha incluido fallecimientos de personas que se encontraban en el sitio o que acompañaban a quien originalmente era el blanco del ataque armado, una situación cada vez más común en el municipio.