23
Jue, May
382 New Articles

¡Se pasó de galleta!

Padres de familia exigían la entrega del profesor para darle un escarmiento, pero el regidor de educación se lo llevó a esconder.

Jaltipan
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

JÁLTIPAN DE MORELOS, VER; CARLOS GONZÁLEZ ALONSO.- La menor acudió al salón para entregarle la tarea al maestro, sin embargo, este comenzó a manosearla
A punto de ser linchado estuvo un profesor de educación primaria al ser señalado por una niña de escasos diez años de edad, de haberla toqueteado lascivamente. La abuelita de la menor pidió justicia pero el regidor de educación del Ayuntamiento intervino para llevarse al mentor que hasta la noche de este lunes no había sido presentado ante las autoridades competentes.

Los hechos ocurrieron la tarde de ayer en la escuela primaria "Lázaro Cárdenas" de la colonia Las Tinas de este municipio, adonde acudía a clases una niña de 10 años, estudiante del cuarto año de primaria, por lo que ingresó a su salón donde se encontraba solo el profesor Lucas H.H., a quien acudió para entregarle la tarea del día. Al saber solos, la pequeña indicó que el profesor comenzó a toquetearla en diversas partes del cuerpo hasta pedirle le besara, lo que asustó a la menor que salió corriendo del salón hasta encontrar ayuda con otras personas afuera de la institución.

Al saberse los motivos, padres de familia y docentes rodearon la escuela con la intención de cobrar justicia por su propia mano, pues la abuelita de la menor indicaba que su nieta no tenía por qué mentir y lo que el profesor de cuarto grado hizo, se tiene que castigar.

LO SALVÓ LA CAMPANA

Sin embargo, a la escuela arribarían el supervisor de la zona y el regidor de educación del Ayuntamiento, Raúl Romay Realpozo, quien indicó se llevaría al maestro para evitar que fuera lastimado por los furibundos padres de familia, indicando que lo presentaría en la Fiscalía, pero hasta la noche, ni uno ni otro habían llegado, por lo que se conminó a la abuelita a presentar la denuncia penal correspondiente por los delitos de abuso erótico sexual en contra de la menor, por parte del profesor de cuarto grado de educación primaria.